Vacaciones y aburrimiento: 5 tips para cuando los chicos se aburren

S.O.S Vacaciones: 5 tips para cuando los chicos se aburren

Se acercan las vacaciones de invierno, muchas horas de tener a los chicos en casa, y la frase más temida de toda madre y de todo padre: “¡Me aburro!”. Allí empiezan los malabares por conseguir que los chicos estén ocupados y entretenidos a cada minuto. Una tarea agotadora. Pero, lejos de lo que podamos pensar, el aburrimiento no es tan malo. De hecho, es una gran oportunidad para que niñas y niños aprendan. ¿Cómo?

El aburrimiento es bueno para los chicos porque les da la oportunidad de decidir cómo utilizar esos periodos vacíos de tiempo. Es decir, su tiempo libre. En esos ratos “sin nada que hacer” aprenden a explorar no solo el mundo que los rodea, sino también sus propias emociones. Además, es ideal para estimular la imaginación y la creatividad. Paradójicamente, solo hay que romper con la sobreestimulación que los rodea diariamente para darles ese espacio de crecimiento.

Te damos algunos consejos para probar durante estas vacaciones de invierno:

  1. El tiempo libre es sano. No estructures cada minuto del día de tus hijos. Dejá que se aburran y que busquen alternativas propias para esos momentos vacíos. Es una gran oportunidad para que descubran nuevas actividades, así como las cosas que les gustan y les divierten. Además, a través del juego los chicos procesan sus emociones y sus experiencias.
  2. Menos pantallas, más imaginación. El aburrimiento es la antesala de la imaginación. Pero para eso tenés que tenés que reducir el tiempo que los chicos pasan con la tele, el celular, la compu y la tablet. Creá espacios de juego libre en los que tus hijos puedan explorar diversas alternativas, y así, conocerse más a ellos mismos. ¡Que las pantallas no sean la única opción frente al aburrimiento!
  3. Incentivar pero sin imponer. Enseñales a divertirse y entretenerse, pero no les el entretenimiento servido. Poneles metas y proponeles ideas de juegos y actividades, pero no se las impongas. Que sean ellos los que elijan y aprendan a ser responsables de su tiempo libre. Y si llegan las ideas pero no hay tiempo o ganas, siempre pueden anotarlas en una lista para probarlas en otra ocasión.
  4. Momento para probar cosas nuevas. Cuando nada de lo que hacen usualmente los entretiene, entonces es una buena oportunidad para hacer algo distinto. Pueden cocinar algo para la merienda, adentrarse en el hábito de la lectura, construir cosas, probar juegos de mesa, explorar la naturaleza que los rodea. Las opciones son infinitas y es muy importante que los chicos entiendan eso. ¡Solo hay que despertar la curiosidad y animarse a probar!
  5. Acompañamiento. Pasa tiempo de calidad con tus hijos y conecta con ellos durante este proceso de aprendizaje. Escuchalos, jugá con ellos, confiá en sus decisiones y enseñales a defenderlas. Y si se equivocan, ¡mejor! De los errores se aprende. Es muy importante que los chicos se sientan acompañados y apoyados. Mostrá interés en sus ideas y compartí con ellos las actividades que elijan.

Ahora ya sabés: el “¡me aburro!” tal vez no sea tan malo para los chicos. Estas vacaciones de invierno, si escuchás esa frase, pensala como una gran oportunidad para que tus hijos desarrollen su imaginación y su creatividad. Y así también, experimentar nuevos momentos en familia.

 

Referencias:

- https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/psicologia-infantil/aburrimiento-bueno-ninos/#:~:text=El%20aburrimiento%20es%20bueno%20para%20los%20ni%C3%B1os%20porque%20les%20da,y%20tambi%C3%A9n%20su%20mundo%20interno.
- https://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150812/abci-aburrimiento-201507211535.html
- https://www.lavanguardia.com/vivo/mamas-y-papas/20190602/462502113823/ayudar-ninos-deja-aburrirse-beneficios.html
- https://www.facemama.com/nino/tiempos-libres-que-hacer-para-que-tu-hijo-no-se-aburra.html