¿Cómo fomentar el hábito de lectura en tus hijos?

La lectura es un pasatiempo increíble que te puede transportar a miles de lugares… incluso cuando no se pueden visitar físicamente. En este artículo te compartimos una serie de recomendaciones para papás y mamás que desean fomentar el hábito de la lectura en sus hijos, para que aprendan y desarrollen su imaginación.

Es importante entender que muchos niños aprenden y replican los comportamientos que ven en sus padres, por lo que tu participación en el desarrollo de los más pequeños en cuanto a la lectura y el lenguaje es crucial.

Te compartimos diez recomendaciones que, si las ponés en práctica, permitirán que tus hijos desarrollen y fortalezcan el hábito por la lectura.

1. Dedicale tiempo a tus hijos:

En algunos casos solemos asumir que compartimos el suficiente tiempo con nuestros hijos, pero es muy importante que puedas organizar tus actividades con el objetivo de dedicarles entre 20 a 30 minutos al día. Estos serán fundamentales para desarrollar en tus hijos el gusto por leer, conversar, escuchar y debatir cualquier tema.

2. No pierdas la constancia y conocé a tus hijos.

Es cierto que el trabajo y las responsabilidades pueden hacer que nuestro tiempo sea limitado para muchas cosas, y más ahora que la mayor parte de las actividades parecieran darse en el hogar. Pero es vital que vos, como papá o mamá, no pierdas ese hábito de querer conocer cada vez más a tus hijos, comprendiendo qué es lo que les gusta y cómo viven su día a día.

3. Descubrí qué libros pueden leer tus hijos.

Hay literatura para todos los gustos y edades, es por eso que aplicando el punto anterior podés conocer aquellos temas que despiertan interés en tus hijos, y con la ayuda y asesoría de sus profesores y librerías, vas a encontrar los primeros títulos que despierten el hábito por la lectura en tus hijos. ¡El primer libro nunca se olvida!

4. Abrí un abanico de posibilidades.

Es importante que tus hijos entiendan que en la lectura existe variedad y por eso, gracias al punto anterior, vas a encontrar más de una posibilidad para que ellos sean quienes decidan finalmente lo que desean leer. Pueden ser libros con ilustraciones, historietas,cuentos románticos, de terror u otras temáticas. Las posibilidades para ellos son infinitas, ¡no los limites!

5. Lectura divertida.

Quizás inicialmente y a pesar de utilizar temas de su interés, la lectura puede ser algo complejo para tus hijos, ya sea por distractores, por la carga del día o por enfrentarse a un nuevo vocabulario. Es por esto que no podés perder la constancia y tenés que hacer de la lectura algo dinámico y lúdico, con juegos de preguntas después de leer, disfraces entorno a un tema, dibujos de lo que se imaginaron al leer u otras actividades.

6. Juntos es mejor.

Recordá que tus hijos te ven como un modelo a seguir. Por eso, cuando creás un espacio en el que juntos comparten ese mismo gusto por la lectura, todo empieza a convertirse en algo muy agradable para tus hijos y para vos.

7. Estimulá el hábito, ¡pero no lo impongas!

Habrá momentos en los que tus hijos no tengan ganas de leer. Por eso es importante que no los presiones. Entendé qué puede estar generando en ellos ese cansancio por la lectura, y simplemente dales un espacio para que no conviertan el hábito en algo monótono.

8. Que las historias en los libros vivan en el día a día.

Cuando traes las historias de los libros a momentos cotidianos, tus hijos empiezan a sentir cercanía con la lectura y pueden llegar a entender que pueden hablar de aquello que aprenden en los libros durante cualquier momento.

9. Es momento de conocer una biblioteca o librería.

En este punto la lectura ya se ha convertido en un hábito no solo para tus hijos, sino para vos en la forma en que lo compartes con ellos. Por eso hay que llevar ese gusto por la lectura a otros espacios: muchas bibliotecas locales crean actividades especialmente para los niños y es aquí donde ellos van a descubrir la gran variedad de temas que se encuentran detrás de cada libro. También puedes llevarlos a conocer el fantástico mundo de la Feria del Libro.

¿No podés salir o preferís quedarte en casa? No te preocupes: existen librerías digitales y siempre puedes crear tu propia biblioteca en el hogar.

10. Compartir es aprender de otros.

Invitá a tus hijos a compartir el gusto por la lectura con sus amigos, seguro entre ellos van a encontrar temas afines que fortalecerán sus lazos de amistad. Y tal vez sean tus hijos quienes fortalezcan el hábito de la lectura en otros niños.

Mejorar el hábito por la lectura desde temprana edad, les permitirá a tus hijos desempeñarse de una mejor manera en su entorno académico, además de ser el puente para desarrollar nuevas habilidades. Por eso, iniciar con este hábito en tus hijos es pensar en su futuro.

Fuentes para realizar este artículo:
https://www.comunidadbaratz.com/blog/12-consejos-para-fomentar-la-lectura-de-los-peques-de-la-casa/
https://www.eltiempo.com/vida/educacion/habitos-de-lectura-de-los-ninos-en-colombia-150516
https://www.elmundo.es/sapos-y-princesas/2015/04/02/551c1e98268e3e59058b4583.html